sábado, 12 de agosto de 2017

Entre los místico y lo profano Séptimo Capitulo

Novela "Un amor, una suegra, un pretexto"
Capitulo Septimo


Luego del Brindis y pasada la medianoche Rosana se ofreció para hacerle unos masajes para eliminar tensiones- Me gusta la idea pronunció en voz baja Luis Antonio, tus masajes me encantan y renuevan. ¿ dónde vamos? Vení pasamos al dormitorio de huéspedes, tengo allí una camilla.
Una camilla es siempre mejor para la posición del cuerpo mencionó la masajista y allí se dirigieron.
Voy a poner un poco de música clásica mencionó Luis.
Si me encanta. Él se desvistió, quedando sólo con ropa interior y se acostó en la camilla y la sesión de masaje comenzó.
Hay momentos donde dentro de una sesión de masajes predomina en la persona que lo recibe una sensación de placer y relajación incomparable y al finalizar uno siente una agradable sensación de paz interior; eso le sucedió aquella noche a Luis Antonio.
Un rato más tarde ella tomó su bolso, el la acompañó hasta la salida del edificio y se despidieron con un afectuoso abrazo.
El hombre miró su reloj y se dijo, que tarde es, me voy a descansar.
Mientras afuera de los edificios comenzaban apagarse despaciosamente los ruidos de la noche en la ciudad.
Un vagabundo trataba de cubrir su cuerpo con un par de cartones recostado en el umbral de un viejo edificio y dos travestís esperaban ansiosos en la esquina, algún cliente.
La ciudad tendrá siempre el encanto de sus luces y el atractivo de sus centros comerciales, la belleza de sus edificios.

Pero persiste en ella la ambigüedad entre lo Místico y lo profano.
(Continuara)
Escribe este relato, que usted podrá leer desde el PRIMER CAPITULO AQUI

Luego de la cena unos masajes 6 Capitulo

Continuamos escribiendo la Novela "Un Amor, una suegra, un pretexto"

Capítulo Sexto

Se abrazaron, Luis Antonio sintió como su corazón se aceleraba al sentir ese hermoso cuerpo, cuidado, bien formado y con un perfume riquísimo, trato de disimularlo pero casi sin poder evitarlo sus labios se unieron en un largo beso que culmino cuando el apartando el cabello de la hermosa mujer de su rostro le susurro-Que linda bienvenida, gracias preciosa; quieres que te ayude a cocinar-No vos descansa, me dijo Marta que venias muy cansado-Es verdad vengo estresado, cada día los paciente exigen más a los terapeutas, como si nosotros tuviéramos la bola de cristal para cambiarles la vida en un instante, cuando no se están dando cuenta que son ellos mismos, los únicos que pueden cambiar sus propias vidas si modificaran algunas actitudes, posturas rígidas y mandatos ancestrales y se amaran un poco más-Tienes razón, también percibo lo mismo cuando brindo mis talleres o terapias y cuando vienen por masajes, siempre están muy contractura-dos, es el estrés que no manejan bien.
De fondo se escuchaba una melodía, mientras Rosana preparaba la cena el le convido una copa de un exquisito vino reserva, algo dulce que tenia en su bodega, rieron, cantaron a dúo una canción de Sandro y luego cenaron juntos; el brindis fue por la vida, por los sueños pendientes.
Esta noche mientras la luna iluminaba la ciudad quitando los mantos negros de algunos edificios Rosana Montserrat y Luis Antonio su yerno, compartían la cena.
La charla fue interesante, a Rosana le habían hecho una propuesta para que viajará al exterior a realizar un seminario de masajes y meditación; propuesta que a Luis Antonio le pareció genial y alentó con entusiasmo.

Luego del Brindis y pasada la medianoche Rosana se ofreció para hacerle unos masajes para eliminar tensiones- Me gusta la idea pronunció en voz baja Luis Antonio, tus masajes me encantan y renuevan. ¿ dónde vamos? Vení pasamos al dormitorio de huéspedes, tengo allí una camilla. 

(Continuara Proximamente, retorne pronto a este blog) comente, comparta, gracias)

domingo, 30 de julio de 2017

El beso de la suegra capitulo quinto

Continuan los capítulos de la Novela Breve "Un Amor, Una suegra, Un pretexto" escrita por el escritor Néstor Omar Salgado, en esta edición compartimos el 5 capitulo; pero si llega por primera vez a esta historia debería comenzar a leerla por CAPITULO UNO AQUÍ
Capítulo

¿Iras lo imagino a pasar la noche con Luis?-Divagas mamita, esta noche después
de la playa me voy con alguna de mis amigas al casino y luego algún boliche de la costa, ya lo llame y me dijo que me divirtiera, que el viene cansado y que lo mejor seria vernos mañana en su departamento y salir luego almorzar algún restaurante céntrico y así será...Si se me pasa la resaca...¡¡¡Hija no bebas mucho!!! cuidate mucho y no te preocupes, esta noche iré personalmente a prepararle la cena a tu esposo, para que pueda, después de una apetitosa cena descansar tranquilo-Mamita….Sossss una genia, dale besos, hasta mañana-besos hija, cuidate.
Luis Antonio Peralta llegó al atardecer a su departamento, su viaje había sido agotador, las rutas estaban repletas de tránsito y es estresante viajar en ellas y le pareció magnífica la idea, de que fuera su preciosa suegra quien le cocinara esa noche en su departamento, no venia con ánimo de salir a comer afuera, además Rosana era una excelente cocinera, coincidían mucho en las charlas porque ambos trabajaban en terapias alternativas y se entendían muy bien, es bueno volver a ver gente que uno aprecia y que hace unos masajes que hoy no pienso perderme pensó mientras pasaba la tarjeta por el orificio de la puerta para abrirla; entró se apresuro a tomar una ducha antes que llegara su suegra y la espero con su bata nueva, un regalo de una admiradora, alumna de sus cursos; ella llego al rato cargada con un bolso con algunos comestibles y especias para cocinar y con su cartera, donde siempre llevaba las cremas para su tarea de masajista y sus pertenencias más íntimas-Hola como estas Luis Antonio, que lindo volver a verte, estas muy guapo con esa bella bata-Gracias Rosana, vos también estas divina con ese vestido rosa, te queda muy lindo-Muchas gracias corazón-A ver dame ese bolso, que trajiste, no era necesario, aquí hay, supongo algo para cocinar...Ese supongo no me sonó muy convincente querido yerno, vení dame un beso, después vemos- Se abrazaron, luis Antonio sintió como su corazón se aceleraba al sentir ese hermoso cuerpo, cuidado, bien formado y con un perfume riquísimo, trato de disimularlo pero casi sin poder evitarlo sus labios se unieron en un largo beso que culminó cuando el apartando el cabello de la hermosa mujer de su rostro le susurro-Que linda bienvenida...
(imagen de fotos libres px)
(continuara proximamente)
Lea, comente en este blog, comparta este capitulo

sábado, 29 de julio de 2017

Es que el instructor está muy guapo

Novela Breve escrita por Néstor O Salgado
 "Un Amor, Una Suegra, un pretexto" en esta edición usted podrá leer el cuarto capítulo, pero si no leyó el anterior ingrese Aquí: Mujeriegos-incorregibles-capitulo-tres
Capítulo Cuatro

Mientras ellas se encaminaban a la playa, Marta recibió un llamado en su celular de su madre Rosana Montserrat- Donde estas hija-Aquí mamá, cerca de la playa, pasaremos la tarde tomando sol y danzando en el mar con mis amigas y vos donde estas-Estoy llegando a casa después de haber estado esta mañana participando de un taller que dicto mi maestro sobre meditación-Mamá...Pero si vos sos una meditadora preparada en las mejores escuelas, porque sigues participando de talleres para principiantes-Porque uno jamás debe perder la humildad y estar siempre dispuestos a re-aprender lo que sea necesario ¡¡¡Además el instructor estaba guapisimoooo!!!!-Jajaja sos terrible mamí...No cambias más, me imagino que lo flechaste, sos una gran seductora y si te gusto, te imagino pidiéndole el numero de su celular por si tenias que consultarle algo en el futuro próximo, que para ti puede ser esa misma tarde ¿o me equivoco? - Martaaaa… que concepto tienes de tu madre; pero vale...Tienes razón quizás lo llame para consultarle alguna duda e invitarlo a tomar algún café y cambiando de tema ,Luis Antonio donde esta, porque no está con ustedes-Porque como siempre anda ocupado en sus rarezas-Como rarezas, será con su trabajo-Bueno si, en algo de eso; en verdad esta noche llega de pasar unos días en la playa meditando a Buenos Aires, a su casa- ¿Iras lo imagino a pasar la noche con Luis?-Divagas mamita, esta noche después de la playa me voy con alguna de mis amigas al casino y luego algún boliche de la costa, ya lo llame y me dijo que me divirtiera, que el viene cansado y que lo mejor seria vernos mañana en su departamento...
(continuara Proximamente) 

sábado, 3 de junio de 2017

Mujeriegos incorregibles Capitulo Tres

Seguimos publicando la Novela Breve escrita por Néstor Omar Salgado, escritor de Casbas, Argentina "Un Amor, Una Suegra, un pretexto" en esta edición usted podre leer el Tercer capitulo, pero si no leyó el anterior ingrese AQUI

Tercer Capitulo


El es demasiado estructurado, muy lógico y yo más impulsiva; somos tan diferentes que no se como todavía me lo banco... No seas así ¿No crees que sos algo injusta con Luis, el te ama? Si lo se María Julia, pero a veces noto que le interesa más su profesión que su pareja y eso me molesta, además vive rodeado de “minas” que no se si están tan interesadas en su terapia, o en el, porque les gusta, vos sabes como son algunas mujeres-No todas amiga, vos ya estas como algunas de mis amigas, que luego de algunos fracasos amorosos ven ha todos los hombres como mujeriegos incorregibles-Y...No es así...No lo es Marta, yo estoy hace años en pareja y es un divino, vive para mi y yo para el dejándonos un necesario espacio de libertad, no nos asfixiamos, por eso te digo, no generalices-Bueno gracias María Julia, aprecio tus palabras,hoy me diste una lección sobre el trato de pareja, espero hablarlo un día con Luis Antonio y que juntos logremos mejorar nuestra relación. Ahora que te parece si nos vamos un rato a la playa, pasamos por casa alzamos las sombrillas, los bronceadores, algún termo y disfrutamos del sol, hay cada bombón caminando por la arena, el otro día andaban dos Brasileros preciosos, piel morena, cuerpo trabajado en gimnasio, no sabes…
Bueno vamos, pero al atardecer nos venimos, tengo que llegar temprano a casa, para cocinarle a mi marido-Si María Julia, a la entrada del sol nos venimos, quiero ver el sol apagarse sobre el mar, después te prometo nos volvemos-Gracias amiga, vamos, la tarde es nuestra.
(continuara próximamente